bebe

sueño del bebe

La culpa NO es de la “teta”: Crisis de Desarrollo

No todos los motivos del llanto de los recién nacidos son siempre el hambre. Ya explicamos la semana pasada qué eran, cuándo ocurrían y qué hacer antes las crisis de lactancia. Existen épocas en los que los bebés adquieren comportamientos que podríamos calificar de “crisis” y que no responden a cambios de sabor o producción de la leche propiamente dicho, sino que serían lo que denominaremos como “Crisis de Desarrollo”.

Enemigos de la lactancia materna

Los comienzos de la lactancia son bastante diferentes en la práctica a como habíamos pensado en un inicio. Esas imágenes de mamás felices y radiantes con bebés que se enganchan a la primera, son bastante inusuales. Son mucho más frecuentes situaciones como bebés incapaces de coger el pecho llorando sin parar, mamás que soportan un dolor indecible en cada toma, personal médico que no tiene tiempo, ni en muchos casos paciencia o comprensión con estos primeros momentos tan difíciles y sensibles, prescripciones o directamente provisión de biberones a la primera de cambio y visitas que opinan y agobian a la extenuada mamá.

Ir arriba