Violencia Obstétrica

Demasiadas Cesáreas

Ninguna evidencia actual sostiene la idea de que las cesáreas son tan seguras como el parto vaginal, tanto para la madre como para el bebé. Existe un incremento en el riesgo para la salud y el bienestar de ambos.

Antes, se creía que la cesárea traía mayores riesgos para la salud materna pero que era beneficiosa para el bebé. Hoy, docenas de estudios evidencian que esas cesáreas, tienen un mayor riesgo para la madre y que no sólo no tienen ningún beneficio para el bebé (a no ser que corra verdadero peligro su vida y sea necesaria), sino que traen un riesgo mayor de enfermedades para él.

Según el Jefe de ginecología del Hospital SJK de Berlín, Michael Abou-Dakn, “En unos años entenderemos que es una desventaja no haber nacido por parto natural”. No da igual nacer de una forma que de otra. Actualmente hemos alcanzado unas cifras de cesárea que no son normales. Practicar cesáreas tiene riesgos y aún está empezando la investigación sobre sus consecuencias.

VIOLENCIA OBSTÉTRICA: Alto y claro

La violencia contra la mujer sigue siendo una pandemia global. Es una violación de los derechos humanos que se ha constituido como un fenómeno invisible durante décadas, siendo una de las manifestaciones más claras de la desigualdad, subordinación y de las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres. Es vital conocer las diversas formas de violencia y profundizar en el cuerpo de creencias que justifica la dominación de la mitad de la humanidad. Un tipo de violencia de género, según las definiciones anteriores, sería la violencia obstétrica. 

Ir arriba